Recorrido por el centro de Mexico

Adiós Guadalajara en un llano…. nos vamos a ciudades coloniales, coloridas y más caras, que se asientan en la zona del bajío.
Así, comenzamos pedaleando en dirección al Estado de Michuacan, famoso por sus tenebrosas historias de narcos y su peligrosa Costa. Nosotros ponemos rumbo al interior y descubrimos un bello Estado, con pequeñas ciudades situadas en enclaves que nos trasladan a la Castilla más verde. Las carreteras pequeñas y con poco tráfico son una gozada y los pueblos son muy acogedores. Es en esta zona donde empezamos a disfrutar de edificios coloniales de diferentes colores, de amplias plazas como la de Paztcuaro, y de gastronomía más diversa.
Una ciudad con la que tenemos amor a primera vista es Morelia, nuestro anfitrión Carlos, se esmera en mostrarnos los patios y rincones más bonitos de la ciudad, y nos convida a una deliciosa comida con vistas a la catedral, para terminar el día y queriendo devolverle una parte de nosotros, preparamos un par de tortillas de patatas, que compartimos entre historia e historia. Como las despedidas son muy duras, Carlos nos acompaña más de 30 kms hasta el lago Cuitzeo, por el camino sufrimos algún pinchazo, que en compañía se lleva mejor.
Continuamos subiendo hacia el Estado y la ciudad de Guanajuato, de la que nos quedamos con su Universidad y las increíbles colonias que se asientan en las colinas, las cuales atravesamos de paseo, y donde nos impresionamos con sus empinadas cuestas. Días más tarde descubrimos que allí se celebra cada año un rally por la ciudad. Qué peligro!!

image
Biblioteca de Paztcuaro. Adrián Cuéllar. 2015

Seguimos por lugares más turísticos en donde, si bien disfrutamos de su belleza, también sufrimos la cantidad de gente por las calles, los precios altos y la mercantilizacion de las relaciones, como ocurre en San Miguel de Allende. No obstante, si viajas sin prisa como nosotros siempre quedan pequeños recovecos y tienditas locales que te sorprende que se mantengan intactas al paso del tiempo y del dinero.

image
Guanajuato. Adrián Cuéllar. 2015

Necesitando ya un descanso, como agua necesita el sediento en el desierto, llegamos a la bonita ciudad de Querétaro. Por la que nos damos paseos, nos divertimos en sus plazas y conocemos movimientos comunitarios que se reúnen para compartir ideas y experiencias, como por ejemplo, sobre el maíz transgénico. Allí en esa plaza aprendemos que cada mexicano se come medio kilo de maíz al día de diferentes maneras (tortillas, atole, elotes…), por desgracia, casi todo el maíz está controlado por grandes empresas, entre ellas, Monsanto. A la cual poco le preocupa la salud de quién come sus productos, siempre y cuando los sigan consumiendo. Así utilizan fertilizantes y químicos para mantener su producción. Tenemos la suerte de conocer a este grupo comunitario Agora Café, y de probar un elote (mazorca) orgánico.
Además, esos días contamos con unos anfitriones que son geniales y con los que nos sentimos comodísimos. En definitiva, estamos tan a gusto en Querétaro que casi nos tienen que sacar de allí con agua caliente. Pero, somos conscientes que hay increíbles lugares más allá, y que por a gusto que estemos tenemos que seguir nuestro camino.
Así pues, dejamos este otro Estado y entramos en Hidalgo, cuyo lema es: ” tierra de tradición y gente hospitalaria “, ¿en serio? Pensamos….si son más hospitalarios que hasta ahora ya no son humanos!!!

2015-10-14_05-20-46
Reunion de Ágora Cafe, Querétaro. Adrián Cuéllar. 2015

Es aquí donde se encuentra, la ruta del queso y pasamos por pueblos que viven de este producto y todo lo que este alimento mueve a su alrededor (vino, artesanía y balnearios). Nos detenemos en la quesería VAI, donde su amable dueña nos invita a la visita guiada y su posterior degustación!!
Estamos varios días por este Estado, pasando por pueblitos donde nos acogen genial, la verdad, es que no teníamos planeado pasar por estos lugares pequeños, pero cuando queremos agarrar la autopista (el arco note), no nos dejan pasar, así que nos vemos obligados a cambiar la ruta. Y que aciertazo!!De nuevo, comprobamos que los lugares pequeños aún conservan su esencia y sus ojos negros puros.
También tenemos tiempo para visitar diferentes zonas arqueológicas como la de Tula de Allende, donde a pleno sol de mediodía, conocemos Los Atlantis. Y las de Teoaque, donde, tras llegar al pueblito de Calpulalpan, somos agasajados por Óscar y su familia, quienes nos dan de comer, nos llevan a las ruinas y terminan descubriéndonos el pulque, “la bebida de los dioses”, de la que probamos un vasito, porque al día siguiente hay que continuar camino y la vista ha de estar clara para seguir contando historias que quieran ser leídas.

image
Afueras de Calpulalpan. Ana Mateos. 2015
Anuncios

3 thoughts on “Recorrido por el centro de Mexico

  1. ccuellararr 22 octubre, 2015 / 12:54 pm

    Es estupendo contar con vuestra fortaleza y tesón es admirable ver como conseguís vuestros objetivos, un abrazo muy fuerte para daros animo en los momentos de debilidad.
    Carlos Cuellar

    Me gusta

  2. José Miguel 23 octubre, 2015 / 11:49 am

    Seguir así disfrutando de cada momento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s