Entre nic@s y tic@s

Surgía de forma espontánea, nunca preguntamos y aún así apareció en varias conversaciones; “eres un nica (nicaragüense), es la expresión que utilizamos aqui para los sabelotodo”, “ellos desean todo lo que nosotros tenemos”. Son algunos ejemplos del sentir de los ticos (costarricenses) para con sus vecinos de Nicaragua. Por otro lado, nos sorprendió que la frontera entre ambos países estuviese custodiada por un buen contingente de soldados del ejército nicaragüense. El conflicto silencioso, es notable para el visitante. Silencioso, porque Costa Rica no tiene ejército, ” ellos quieren pelear, pero no tienen con quien” nos comenta un tica que cruzamos en el camino. Conflictos a parte, han sido dos países que disfrutamos por igual y donde encontramos gente con muchas ganas de compartir una charla con nosotros.

image
Parque central de León, Nicaragua. Adrián Cuéllar. 2015

 

Nicaragua se nos presentó como un país con mucho camino por recorrer. Aún con mucho lastre del pasado, la situación actual es difícil para la mayoría de los nicas. El desempleo es alto y los sueldos bajos. No obstante, creemos que es un pueblo con mucha fuerza, que se caracteriza por la solidaridad y la cultura de la lucha social organizada. Parece que el turismo está empezando a explotar con fuerza en todo el país. Todavía no es tan fuerte como en otros países de Centro América, pero sus volcanes, su naturaleza y sus ciudades coloniales, son reclamo más que suficiente para atraer al turismo de masas. Esperemos que resistan la tentación.

Nuestra andadura por el país, empezó en la frontera de Guasaule-Somotillo. Todo tranquilo, pagamos nuestros visados, 11$ por la tarjeta de turista y 48 cordobas por el permiso de entrada. Al poco de cruzar en el país llego nuestro primer flechazo, el raspado de dulce de leche!!!, solo podemos decir una cosa; increíble. La panamericana sigue siendo nuestra compañera hasta León, una bonita ciudad colonial. El paisaje no cambiaba mucho, campos de cultivos de caña y maíz, eso si los volcanes iban apareciendo y desapareciendo uno tras otro en el horizonte con nuestro avanzar. Entre León y Managua se ha de elegir entre dos rutas. Una va por la orilla del lago Managua y otra más cercana a la costa. Nosotros elegimos la primera. La carretera esta en buenas condiciones, pero en los primeros 20 o 30 kilómetros, el arcén es prácticamente inexistente y el viento sopla fuerte durante todo el recorrido. Sin embargo, se puede parar en el pueblo de Nagarote y probar su quesillo. El camino pasa por Managua, nosotros no paramos en la capital, simplemente la rodeamos por la circunvalación. Después la carretera a Granada es fácil.

image
Comiendo quesillo, Nagarote. Adrián Cuéllar. 2015

La idea inicial era ir desde Granada a la isla de Ometepe en barco directamente. Pero cuando llegamos, el barco no circulaba, así pues volvimos a la panamericana hasta llegar a Rivas desde donde si se puede salir. En el puerto nos cobraron un permiso de circulación por el muelle más el pasaje en el barco. El viaje no es muy largo, unos 30 minutos. La isla nos gustó, aunque es verdad que no vimos gran cosa. Nos resultó demasiado turístico, en Nicaragua hay muchos destinos para mochileros como Ometepe y hemos de confesar que estos lugares no se cuentan entre nuestros favoritos. Así que nos embarcamos de nuevo camino a Rivas, para pasar al día siguiente la frontera por el paso de Sapoa-Peñas Blancas.

image
Volcán Maderas, Isla de Ometepe. Adrián Cuéllar. 2015

Pasar a Costa Rica fue fácil, aunque la frontera estaba llena de cubanos. Miles de ell@s se encuentran en una situacion bastante difícil encerrados en las fronteras de este pais, como ell@s mism@s nos relataron. La presencia de l@s cuban@s era muy notable sobre todo los 50 kilómetros más próximos a las fronteras, tanto por el sur como por el norte.

L@s Tic@s en general, están demasiado acostumbrados a los turistas, y en ocasiones hemos podido sentir el mercantilismo en algunas relaciones, con los días y el trato, te das cuenta que son personas dispuestas a trabar amistad y a dar sin esperar nada a cambio. Siendo justos, podemos decir que en este país hemos vuelto a reencontrarnos con la gente local. Muchas personas han abierto las puertas de sus casas y sus vidas, para compartirlas con nosotros por un momento y eso es algo que llena nuestro viaje y le da sentido.

En el plano paisajístico y de naturaleza, es conocido como uno de los paises más espectaculares del mundo y su fama es merecida. No obstante, si esperáis que os asalte un mono cada día por la carretera, quizá os defraude. Nosotros conseguimos observar monos aulladores, monos capuchinos, iguanas, cocodrilos, serpientes, numerosas especies de lagartos y de pájaros, mapaches, caribús y ardillas en solo diez días y entrando tan solo en un parque nacional, eso sí, sin pagar.

image
Playa de Jacó. Adrián Cuéllar. 2015

Desde el principio en Costa Rica, nos surgieron varias dudas, ¿por donde pasar?, ¿entrar o no en parques naturales?. Al final ante el alto precio del país, decidimos tomar prácticamente el itinerario más directo. Apenas abandonamos la panamericana hasta Puntarénas. Y desde allí recorrimos la costa hasta Piedras Blancas en donde nos desviamos hacia la península de Osa. Esta península es de obligada visita. Alberga el 4% de la biodiversidad mundial en un espacio de tierra muy pequeño, increíble!!

image
Manglares en Playa Ballena. Adrián Cuéllar. 2015

 

Lo que más nos gusto fueron los espacios naturales, con una vegetación exuberante y preciosos paisajes. Lo que menos, los núcleos de población. La mayoría de ellos únicamente peparados para recibir al turista sin ofrecer nada interesante, únicamente alojamiento y comida. También nos quedamos con la suerte que a veces se tiene, de estar en el sitio adecuado y el momento indicado, para coincidir con personas que son capaces de aportar mucho al viaje sin ser esperadas de antemano. En los libros o las películas, muchas veces personajes secundarios, que aparecen fugazmente en un capitulo o escena terminan siendo tan importantes o queridos como los protagonistas. Si nuestras aventuras fueran uno de estos libros, Mackei Benavides, Rasta, David, Carolina y Rodrigo serian uno de esos personajes con un papel fugaz, y aún así siempre los llevaremos en la memoria. Pura vida amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s