Nos acercamos al final de la aventur

Este último capítulo de Perú y del viaje está marcado por las montañas, cómo decíamos en el post anterior estábamos emborrachados de las mismas, pero sabíamos que pronto llegaría la resaca. Esta vez, se presentó en forma de desierto y carretera Panamericana.
Así pues, llegamos al pueblito de Caraz, donde además de volvernos a aclimatar a la altura, tras nuestra bajada inevitable a la costa, nos dedicamos a realizar algunas marchas por la montaña. Varias de ellas nos llevaron a espectaculares lagunas ( Laguna Paron y Laguna 69). Como siempre decidimos ir por nuestros propios medios y como en alguna ocasión nos dimos cuenta que con agencia salía el mismo precio o incluso, algo más barato. La libertad siempre tiene un precio y asumimos este sobre coste con gusto. En Caraz, tenemos nuestra primera experiencia con el mal de altura, con el helado de Chirimoya y de cerveza, y con las famosas hojas de coca, que aún que sea sólo por no hacer caso omiso a los consejos de l@s locales mascamos en alguna ocasión.

image
Laguna Paron, costó pero lo conseguimos. Pueblo de Paron. Adrián Cuellar. 2016
image
Laguna 69, increíble. Adrián Cuéllar. 2016

Estos días son muy intensos, entre otras cosas que os narraremos más adelante, tenemos la suerte de compartir un día con otros cicloviajeros que habíamos conocido en EE.UU. Es cierto que no somos muy corporativistas, pero nos encantó poder compartir experiencias e inquietudes con personas que hablaban nuestro mismo idioma, el idioma de aquellos que viajan despacio y van haciendo su camino, pedalada a pedalada. Fue un placer Bike n’ Roll.
Desde Caraz, recorremos unos pocos kilómetros hasta otro pueblito Yungay. Aquí pasamos dos días junto a Beñat, que desempeña un voluntariado en un cole y en donde además de alojarnos estos días tenemos la oportunidad de dar una charla para tres clases diferentes, donde explicamos a las jóvenes generaciones, la importancia de la conservación de nuestro medio ambiente, así como la promoción de la bicicleta como medio de transporte urbano, en estos pueblos y ciudades infectados por las moto taxis.

image
Atención dentro del aula. Yungay. Ana Mateos. 2016

Nuestro siguiente destino sería Huaraz, nadie sabía que a estas alturas del viaje, tendríamos una de nuestras mejores experiencias en lo que a anfitriones se refiere. Pasamos unos días de risas, muchas risas, buena comida y paseos a los pies de la Cordillera Blanca. Gracias Albert, lo pasamos genial!!
Nos montamos de nuevo en las burritas, que nos miraban extrañadas por los pocos kilómetros que les hemos hecho en esta última semana, pero tenían que entender que la Cordillera Blanca se merecía estos días y más. Así, llegamos hasta la Laguna de Querococha, la que entre nosotros llamamos, “nuestra laguna”, por la tranquilidad, belleza e intimidad del lugar. Allí acampamos esa noche y dos días después volveríamos a hacerlo, tras pasar por el pueblo de Chavin y sufrir una de las peores bajadas por carretera de grava y con cientos de desprendimientos ocasionados por las lluvias. La segunda noche que pasamos en Querococha dormimos en la casita que tiene el guardaparque, con Armando compartimos las comidas, le ayudamos a reparar la valla que delimita el parque, le enseñamos a jugar al parchis y nos da unos buenos consejos, para poder observar vicuñas en estado salvaje. A la mañana siguiente ascendemos la montaña monte a través, marcando nuestro propio camino y cuando estamos en la cumbre y casi cuando habíamos perdido toda esperanza, avistamos un grupo de vicuñas. No os mentimos cuando os confesamos que este fue uno de los momentos más emocionantes del viaje. Ver jugar a los machos jóvenes cerca y solo para nosotros fue embriagador. Corrimos como niños a contarle la increíble experiencia a nuestro amigo Armando.


A nuestro siguiente destino tuvimos el placer de llegar acompañados por Susane, una cicloviajera suiza, con la que terminamos acampando frente a la Laguna Conococha y compartiendo el frío del lugar. Allí en ese mismo punto y al día siguiente, nuestros caminos se separaron, a ella le esperaba la sierra y a nosotros la gran capital.

image
Acampada libre en la Laguna Conococha. Adrián Cuéllar.2016

Días después y tras un pedaleo caracterizado por el calor, los mosquitos, el desierto, la Panamericana y las ciudades costeras que poco o nada interés tienen a nuestro parecer, llegamos a Lima.

image
Paisaje camino a Lima. Adrián Cuéllar.2016

Nos habían dicho que el tráfico era horrible, lo era, pero tenemos que señalar, que si bien era un caos total, entrar con las bicis poquito a poco no fue del todo infernal, y conseguimos llegar sanos y salvos a casa de nuestros anfitriones de WarmShowers.
En la capital limeña, pasamos unos días, que dedicamos a semi empaquetar las bicicletas y demás bártulos, sabemos que aún nos quedan unos días de viaje, pero ya acompañados y sin bicicletas.

image
Casi todo listo!Lima. Ana Mateos. 2016

Hasta aquí y por el momento, ha llegado nuestra aventura en bicicleta, diez meses llenos de aventuras, diez meses diferentes en los que hemos aprendido que la sencillez es bella, es felicidad y es como queremos vivir, ligeros de equipaje, pero llenos de vivencias.

Anuncios

One thought on “Nos acercamos al final de la aventur

  1. Vivir o Rutina 8 mayo, 2016 / 3:55 pm

    Los viajes, como los libros; sin capítulos. Cierras uno y no sabes cuál será el próximo. Cuando nosotros acabamos en Guatemala, mucho antes de lo previsto, alguien muy viajado nos dijo que mientras haya vida, habrá viaje. Cada cosa tiene su momento, y ahora toca parar. Ya sabes, se cierran puertas, pero se abren ventanas. Muchos besos pareja. Nos veremos a nuestra vuelta, si es que vosotros aún seguís. Gemma y Quique

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s