ALEMANIA

JULIO/AGOSTO/SEPTIEMBRE-2009

Dejamos nuestra Pamplona querida, los dos últimos años los hemos dedicado a estudiar, trabajar, conocer, en definitiva, vivir en esta pequeña ciudad. Han sido dos años geniales.

La casa, en el barrio de Azpilagaña, ha superado con creces todas nuestras expectativas. Su amplitud, luz y su terraza nos tenían encantados, pero sin duda, lo que la hacen tan especial son los momentos que hemos pasado en ella (los cinefórums, cenas varias, San Fermines, visitas….). Dos años, como decía, maravillosos. Pero, todo tiene un final, y ya habíamos cumplido con nuestro propósito pamplonica.

En Julio volvimos a Leganés, no sin antes habernos hecho y preparado nuestra nueva furgoneta, una Renault Master, con la que tuvimos “amor a primera vista”. Con la furgo lista y nosotros también, solo quedaba esperar a los últimos retoques, que una vez estuvieron, nos permitieron poner rumbo a Alemania. Así atravesamos la Península y Francia, es en el país Galo, donde tenemos que dar los primeros retoques a los muebles de la furgoneta, que una vez apañados, aguantan todo el viaje.

Tras varios días de viaje llegamos con un sol espectacular a nuestra primera ciudad Alemana, Karlsruhe. Es estos primeros momentos, como en cada nuevo país, nos vamos adaptando a la idiosincrasia del lugar, a sus supermercados, comidas y gentes.

Alemania tienen muchos lugares para quedarse con furgo, algunos de pago, que no utilizamos apenas, pero bastante gratis “Kostenlos”. Y así con nuestra furgo y nuestras bicicletas, nos ponemos a recorrer el país.

IMGP1562
Isla monástica de Reichenau. Adrián Cuéllar. 2009

Visitamos ciudades y pequeños pueblos, como el de Triberg, famoso por sus relojes de cuco y sus sombreros de lana. Tras unos días por la región de Baden-Württember, recorriendo ciudades como Stuttgart y Rottweil, y lugares como la Selva Negra y el lago Konstanza, nos dirigimos hacia la Baja Baviera, donde sufrimos un calor horrible. Sí!!En Alemania también hace mucho calor.

Dentro de “la ruta romántica”, visitamos algunos castillos entre otros, el de Neushwanstein, la verdad que las condiciones para entrar en el castillo son un tanto restrictivas, con horarios muy rígidos, y precios muy elevados, pero las vistas eran espectaculares. Y como de lugares bonitos está llena Alemania, llegamos hasta el lago Königssee, un sitio para no perderse, o…sí!!!

IMGP1679
Lago Königssee. Adrián Cuéllar. 2009

Nuestro siguiente destino, el Norte de Baviera, donde hacemos marchas por los bosques bávaros, mientras seguimos disfrutando del buen tiempo.

Abandonamos esta región, visitando los lugares de Heidelberg y Mannhein. Dejamos, así Baviera y nos dirigimos hacia la zona de Renania-Palatinado y Saarlana, aquí pasamos por pueblos más pequeños como: Worms, Bigen… y demás pueblos que recorren el río Rin, así como el Parque Natural de Nassau.

Otra zona que también visitamos y que recomendamos a cualquier viajer@, es la que se encuadra en el valle del Mossela. Es bello lugar con una luz especial.

Seguimos echando gasolina, haciendo kilómetros, disfrutando y sufriendo el calor germano, mientras pasamos por la regiones de Renania del Norte y Westfalia, donde destacamos la ciudad de Colonia y su enorme catedral. Continuamos rumbo por la Baja Sajonia y Bremen, donde hacemos una parada en la ciudad de Hamelin, famosa por el cuento de “su flautista”. Atravesamos la zona de Turingia y Sajonia-Anhalt, pasando por Megdenburgo, con la idea de llegar en unos días hasta la capital. Pero antes vemos la ciudad de Bradenburgo, y… no sé como llamarla la “ciudad-palacio” de Postdan, cercana Berlín. El sitio, está llena de turistas que pagan caras entradas para visitar los palacios, museos y jardines, si me preguntan, no volvería!!!!

IMGP1797
Rothenburg ob der Tauber. Adrián Cuéllar. 2009

Ya en la capital (Berlín), y aparcados en un lugar muy económico para autocaravanas y furgonetas, nos movemos con nuestras bicicletas de un lugar para otro. Berlín es enorme, nos hace mucho calor y el codillo hace estragos en nuestros estómagos, así que todo lo que sea moverse cómodamente en bicicleta lo agradecemos. Y así disfrutando de grandes momentos, entramos en el mes de Septiembre, lo celebramos delante de la catedral de Berlín con unas cervezas y unos kebab.

Permanecemos tres días más en tierras germanas, y nos dejamos llevar por el olor de sus riquísimas salchichas, sus grandes cervezas y del carácter controvertido de las personas con las que nos cruzamos. Las carreteras alemanas plagadas de vehículos de alta gama nos dejan buenas experiencias, sin ningún tipo de sobresalto, excepto un control policial antidrogas del que somos protagonistas y del que salimos sin mayores historias, quedándose en una pequeña anécdota. En definitiva, pasamos mes y medio en el país alemán, recorriéndolo de un lado para otro y poniéndonos a salvo del asfixiante calor.

Además de conocer los sitios, en nuestra opinión, es importante, que en cada país te dejes empapar por su gastronomía, por eso, visitamos siempre, y Alemania no fue una excepción, buena parte de los supermercados que se pusieron en nuestro camino, así como tiendas de dulces, puestos callejeros, etc…El caso es conocer lo que come la gente del lugar, y nos guste o no, siempre hay nuevos sabores que sorprenden a  nuestro paladar.

Cabe decir que, si viajas en tu vehículo por Alemania, es un lugar cómodo para ello, buenas carreteras, lugares para quedarse con o sin baño, de pago o gratis, gente dispuesta a ayudarte a encontrar lo que busques. En definitiva, un buen destino furgonetero!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s