ITALIA

NOVIEMBRE-2009

Y así, navegando llegamos hasta Italia de madrugada y con una niebla tremenda. En este nuevo país, nos acordaríamos mucho de la rica comida griega, pero tampoco tenemos muchos momentos “de bajón”, porque la comida italiana también está espectacular. Sobre todo, la pizza que la comemos cada vez que podemos.

Desde Bari, una ciudad del sur de Italia en sí misma, vamos costeando toda “la bota” hasta que llegamos a la ciudad de Pescara, que dejamos atrás para pasar una fría noche a pocos kilómetros de la ciudad de Roma. Esta puede ser con creces la noche más gélida que recordamos del viaje.

Como llevamos varios días sin ver ruinas y vasijas, pues claro, empezamos a tener mono, así que nada mejor que la capital italiana para contentarnos, con el foro y el coliseo romano, entre otros monumentos. Pasamos varios días paseando y disfrutando Roma.

IMGP0903
Roma. Adrián Cuéllar. 2009

Desde allí ponemos rumbo a Siena, pequeña pero increíblemente animada y bonita. Curiosa por su plaza de ladrillos rojos. Nuestro siguiente destino, será Florencia, donde prácticamente el grueso de la población vive del arte. No solo nos referimos de las galerías de arte, si no de todo el dinero que se mueve en forma de turismo, que abarca desde los hoteles más lujosos hasta los inmigrantes que venden láminas de las más famosas pinturas, para poder salir adelante. En definitiva, es mucha gente la que vive gracias a los mejores artistas de siglos pasados. El paso del tiempo se hace notable en uno de los símbolos más famoso de la ciudad, “el puente vechio”, donde si bien antes estaba ocupado por carniceros y por otros gremios, hoy lo plagan joyerías y tiendas con carísimos souvenirs.

Y así por el país del Gellato, vamos llegando al final de esta andadura en furgoneta. El frío cada vez se va haciendo más notable y vivir en la furgoneta, sin calefacción, cada vez es más difícil. Por tanto, vamos poniendo rumbo a casa, pero mientras vamos pasando por lugares geniales como Bolonia, que nos sorprende muy muy gratamente, y donde disfrutamos paseando por sus soportales.

IMGP1047
Siena. Adrián Cuéllar. 2009

Estamos ya a finales de Noviembre, y como decía con frío, las tarjetas de crédito han comenzado, además, a fallar y nos está costando mucho sacar dinero. Ante eso, nos planteamos la vuelta, no sin antes parar por la ciudad de Parma, donde nos aprovisionamos de queso. La neverita de la furgoneta, va a tope, llevamos un montón de queso feta, algún yogur griego y ahora queso parmesano y mortadela, en fin nos encanta comer!!!

Legamos a Génova, donde bajo una tormenta tremenda, intentamos sin mucha suerte buscar un sitio para aparcar y dormir, finalmente cerca del puerto encontramos un lugar. Ponemos así el punto y final a un gran viaje de casi cinco meses, muy intenso e irrepetible.

IMGP2762

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s